¿Para quién?

Hay muchos motivos para ir a sesiones de psicoterapia. Algunos ejemplos: 

 
 
  • Sientes que lo que te pasa te sobrepasa y no sabes como gestionarlo. 
  • Sientes que no puedes gestionar algun suceso reciente. 
  • Quieres mejorar tus rescursos personales y profundizar  en el autoconocimiento.  
  • Consideras que tienes dificultades en el ámbito relacional o afectivo. 
  • Crees que tienes alguna mania, costumbre o hábito que no te deja viir con tranquilidad. 
  • Consideras que llevas una larga temporada sintiendo dolor y que ha llegado el momento de hacer acciones para solucionarlo.  
  • Tienes que tomar una decisión y por más que lo piensas no sabes que escoger.  
  • Tienes la sensación de estar mal en todos los sitios, de no encajar o de sentirte fuera.   
  • Tienes alguna relación conflictiva.  
 
  • Sientes que estás atravesando una crisis existencial o un momento vital difícil.
  • Te está costando gestionar el duelo por alguna pérdida.
  • No te sientes bien en general, a pesar que te costaria describir detalladamente qué es lo que te pasa. 
  • Sientes que tu cuerpo ha empezado a manifestar la dolencia psicológica. 
  • Sientes desesperanza hacia el futuro. 
  • Sientes que no puedes controlar tus emociones.
 
  • Sientes ansiedad, miedo o preocupación a menudo. 
 
  • Has perdido las ganas de hacer actividades agradables que antes te gustaba hacer.   
  • No tienes ganas de estar con gente y sientes aislamiento. 
 
  • No puedes controlas los pensamientos que se encadenan en tu mente. 
 
  • Sientes desmotivación, apatia, frustración, enojo, rabia o otras sensaciones desagradables que interfirien en tu funcionamiento cotidiano.
 
  • Algunas personas apreciadas te han sugerido que pidas ayuda.  
  
 

Si quieres saber si te puedo ayudar en tu caso: