¿Qué ofrezco?

La psicoterapia se realiza en un espacio neutro donde desarrollar las sesiones individuales.

Las primeras sesiones nos guiarán en la observación y análisis sobre lo que pasa y de que manera, en un espacio de escucha y confidencialidad.

A partir de los objetivos planteados, acordaremos la estrategia que permita reducir el malestr sentido. 

El planteamiento es un proceso breve, de unas 10 o 15 sesiones. Dependiendo de la problemática puede alargarse o establecer puntos de partida para otros procesos.

 

Conjuntamente estableceremos un plan de acción para fortalecer o restablecer los recursos existentes y descubrir los aspectos que los bloquean.

La interferencia en el bienestar integral de la persona puede restablecerse a partir de las diferentes herramientas y técnicas que se proponen.

 

La reaparición del problema se trabaja a partir de la propuesta de diferentes tareas y ejercicios durante y entre las sesiones. 

Será posible también realizar sesiones de seguimiento en el caso que la persona lo solicite.

¿Qué es la psicoterapia integradora?

Modelo de psicoterapia que adopta teorías o postulados de más de un modelo. Se pretende aprovechar la rica diversidad actual y la variedad de perspectivas existentes.

Personalmente destaco a continuación algunos de los elementos claves que se encuentran en la base del proceso terapéutico y como se traducen en la práctica de las sesiones:

 1. Cada persona construye su propia realidad y por lo tanto, desde el punto de vista clínico, el terapeuta se aleja de una visión de la realidad “objetiva” para explorar de manera activa la experiencia del paciente y la construcción de significados.

 

2. El proceso terapéutico se centra en la particularidad de la persona que exploro en profundidad (perfil de personalidad, sintomatología sentida, sistemas relacionales …)

 

3. La integración teórica fomenta un contexto cooperativo orientado a integrar diversos conocimientos metodológicos, técnicos e instrumentales. 

En las sesiones se emplean técnicas diversas ajustadas a la situación problemática y las características de la persona (cognitivas, conductuales, narrativas …). 

A menudo se sugieren tareas o pautas entre sesiones con el fin de afianzar el proceso. 

4. Con el fin de entender qué es lo que se necesita para cambiar una situación problemática o que se pretende cambiar, atiendo los diferentes niveles de la persones: cognitivo, afectivo, fisiológico y conductual, así como también los aspectes relacionales y sociales.

 

La persona tiene un rol activo. Su implicación y motivación, entendida como un proceso que evoluciona a lo largo del proceso psicoterapéutico, es fundamental.

 

5.  Es clave la alianza establecida entre paciente y terapeuta, que parte de la escucha activa, autenticidad y empatía por parte del terapeuta para avanzar en el proceso terapéutico.

La atención especial que merece la relación terapéutica permite generar un espacio en el que la persona puede reconocer su situación actual en un marco de seguredad y sin miedo al juicio.